Artículos Hospitales: Rehabilitación adaptativa para hoteles

julio 26, 2020by Yermys Peña

La insuficiencia de recursos médicos y de espacio para la atención primaria e intensiva en nuestra ciudad ya está por exceder la capacidad de nuestro sistema de salud.

Esto conlleva a la necesidad de ampliar el número de camas a nivel nacional para estar preparados para dar respuesta.

En este sentido, como profesional de la arquitectura, hace tres meses planteábamos dos soluciones: la construcción de hospitales de campaña u hospitales modulares de emergencia temporales de rápido montaje o fabricación, ubicados según el mapa de la pandemia, y la adecuación de instalaciones preexistentes.

En estos últimos días el número de afectados ha aumentado considerablemente en nuestro país, vemos oportuno aplicar la rehabilitación adaptativa de edificios existentes para alojar pacientes con síntomas leves, personas a la espera de la confirmación de diagnóstico y personal médico para evitar que regresen a sus casas y sean foco de contagio.

Ejemplos internacionales

Esta ha sido una práctica muy efectiva frente a la obsolescencia funcional que sufren muchos edificios por la pandemia, permitiéndoles tener otro uso temporal.

Podemos citar ejemplos internacionales como el caso del Palacio del Hielo en Madrid, que se convirtió durante el período más alto de la pandemia en morgue adicional por sus bajas temperaturas.

El Hotel O’Higgins en Viña del Mar, Chile, patrimonio urbano, recibía a los artistas del Festival se reconvirtió como residencia sanitaria para médicos, enfermeras y 50 camas. Los espacios se adaptaron en solo semanas, minimizando superficies de contagio, como alfombras y mobiliario decorativo.

Se puede, por ejemplo, repetir la práctica de Europa y Estados Unidos, donde se están utilizando hoteles tipo resort. Se reemplazan turistas por pacientes y personal médico.

¿Por qué hoteles?

Arquitectónicamente, los espacios de los hoteles se adaptan fácilmente a los estándares sanitarios: recepción, distribución de habitaciones, limpieza, manejo de basura, seguridad, redes.

Además, se ha demostrado cómo el entorno natural influye en el bienestar de los pacientes, pues es más alentador recuperarse en un hotel que un hospital.

La influencia emocional del espacio se ha estudiado como posible factor de sanación física. La naturaleza es un elemento sanador, luz natural, la ventilación y las vistas al exterior tendrían un impacto positivo en la recuperación de los afectados.

Esta adaptación es totalmente reversible y aporta un valor social para los propietarios de estos hoteles por desempeñar una función de bien público ante estos tiempos de pandemia. El área de tiendas puede ser transformada y convertirse en área de farmacias y laboratorios.

Estructuras disponibles

Los edificios en desuso no pueden ser borrados del paisaje. Son estructuras disponibles que deben adaptarse a las nuevas necesidades.

El tiempo se nos va, los recursos financieros y ambientales para construir desde cero son impensables.

La respuesta espacial ante esta necesidad inminente de camas en el sector salud debe ser la rehabilitación adaptativa arquitectónica de hoteles a nivel nacional según el mapa de la pandemia.

Yermys Peña

Yermys Peña

Arquitecta, interiorista y empresaria.